La interacción social: un factor protector en la edad adulta mayor

Es importante en los adultos mayores y cualquier persona, el buen cuidado físico y cognitivo. Frecuentemente se realizan investigaciones e intervenciones en pro de un envejecimiento activo. Pero ¿Se ha detenido a pensar la importancia del factor social del adulto mayor? Algunas personas han relacionado a ser un adulto mayor con “pérdida” de capacidades, entre ellas comúnmente se resalta el estado físico.

Este pensamiento genera en algunas personas la idea de que un adulto mayor desea estar aislado de otras personas, pero esto es erróneo, además que el contexto social es un gran factor protector, tanto a nivel psicológico como a nivel cognitivo (González, 2014).

¿Porqué es tan importante la interacción social? El lenguaje tanto oral, escrito o en señas, es en sí una representación de ideas abstractas o en otra óptica, utilizamos una simbología para representar conceptos de nuestro mundo. Cuando una persona tiene relación con su familia, u otros adultos mayores, esta persona está realizando varias funciones ejecutivas (acciones mentales necesarias para planificar, organizar, ejecutar y evaluar una conducta que permite desenvolverse en un lugar y hacer distintas tareas) para expresar estas representaciones, se podrían usar las siguientes funciones ejecutivas, por ejemplo:

Planificación: un adulto mayor al tener una conversación con otras personas, de forma sumamente rápida e inconsciente genera una ruta en pro de lograr comunicar una idea, por ejemplo: imaginemos que el objetivo de una persona adulta mayor es contar una historia sobre un viaje que tuvo en el pasado, esta persona pensará en que momento puede encontrar a su amigo (a), la historia que va contar y tener como conclusión una enseñanza sobre dicho viaje, por ejemplo.

Si nos ponemos a pensar, esta persona adulta mayor, además tuvo que hacer uso de la siguiente función ejecutiva:

Memoria de trabajo: o memoria de corto plazo, debido que la persona estará recordando (además del suceso de hace unos años en el pasado) en que parte de la historia iba y a cuál desenlace quiere llegar. Lo que le ayuda tener una secuencia lógica de contar la historia.

Esto continúa con la toma de elección, ya que además de llevar un proceso lógico de contar una historia, la persona elige que partes de la historia desea contar o no, a cuál dar más énfasis o no, regresar a un punto, etc.

Y para terminar con el ejemplo, puede darse la ejecución dual, significando que el adulto mayor además de estar conversando puede estar jugando con algún amigo, pintando o realizando alguna operación matemática.

Estas son unas de las ventajas de la importancia de la interacción social en los adultos mayores, pero estos no son los únicos, a nivel emocional, que los adultos mayores tenga relación con personas de su propia generación es un factor protector, debido a que se generan redes de apoyo, relaciones empáticas y momentos agradables en nuestros adultos mayores.

Ellos (a) tienen grandes historias y momentos que contar ¡Escuchémoslos y conversemos! Les hace sumamente bien (y a nosotros también).

Referencia bibliográfica:

González, E. (2014). Una propuesta para el mejoramiento cognitivo en el adulto mayor: Una alternativa al entrenamiento cerebral. Revista Electrónica Educare18(2), 1-17.