Envejecimiento activo y saludable, la realidad del 2020

Estamos iniciando los años 20´s del siglo 21. Durante los últimos años hemos sido testigos de cómo el mundo ha cambiado, la tecnología nos ayuda a comunicarnos a largas distancias en segundos, podemos trabajar desde casa, ver material audiovisual de nuestro gusto en nuestro teléfono, aprender por medio de videos o leer blogs sobre temas que nos llaman la atención, como usted está haciendo en este momento.

Un término que ha tomado fuerza durante los últimos años es el relacionado al envejecimiento activo ¿Qué es? Según la Organización Mundial de la Salud (2002) es: “El proceso de optimización de las oportunidades de salud, participación y seguridad con el fin de mejorar la calidad de vida a medida que las personas envejecen”.  (p.79) Ahora, ¿Esto aplica solo a los adultos mayores? En realidad, no, todo ser humano desde que existe, está en constante desarrollo y por lo tanto envejecimiento. Tanto un niño, un adolescente, adulto o cualquier persona está envejeciendo y esto es positivo. Ya que significa que cualquier ser humano puede a lo largo de su vida realizar acciones para tener un desarrollo mejor y por lo tanto una mejor calidad de vida.

¿Y que se puede hacer para tener un envejecimiento activo? Bueno, primero que todo debemos recordar que las personas somos, bio-psico-sociales. En otras palabras, seres que tenemos un cuerpo que funciona por funciones químicas y biológicas, que está relacionados con un cerebro, el cual además de ser el órgano encargado del control de nuestros movimientos, del lenguaje, de la conducta y demás, está relacionado con nuestra forma de ser, el quiénes somos y por supuesto; vivimos en una sociedad, donde el aporte de cada persona es fundamental para el crecimiento de nuestra civilización. Si logramos proteger estas tres áreas, podremos tener un envejecimiento activo.

En la parte biológica, podemos comenzar con una mejor alimentación, realizar actividad física, asistir al profesional en medicina y realizarnos un chequeo regular. A nivel psicológico, podemos realizar estimulación cognitiva, por medio de actividades de arte, juegos mentales entre otros. Realizar metas posibles de vida, hacer actividades recreativas y si desea trabajar un tema a nivel psicológico que deseemos trabajar, asistir con un profesional en psicología es lo ideal, ya que nos puede asesorar a desarrollar métodos de afrontamiento.

Y por último a nivel social, es importante tener una comunicación asertiva, lo que significa de expresar lo que pensamos de una forma respetuosa y sin ser agresivos (o pasivo agresivos), ya que como dice el dicho, tratemos a los demás como quisiéramos que nos trataran. Otra forma es, si así lo deseamos, involucrarnos en causas benéficas en pro de una causa, como ejemplo: mejorar la condición de vida por donde vivimos, apoyar una institución, una causa, etc.

Estas recomendaciones son un principio para tener un envejecimiento activo para el 2020, pero esto no es todo, la OMS-OPS (2019) está evolucionando sus términos y se habla ahora también de Envejecimiento Saludable, como “ el proceso de fomentar y mantener la capacidad funcional que permite el bienestar en la vejez. Con este nuevo concepto, envejecer de manera saludable no significa envejecer sin enfermedades. Envejecer de manera saludable significa ser capaz de hacer durante el máximo tiempo posible las cosas a las que damos valor.” Por lo que, para cualquier persona, uno de sus propósitos de año nuevo y de vida, puede ser empezar a tener una forma de vida saludable en pro de un envejecimiento activo y saludable.

Referencias bibliográficas:

Organización Mundial de la Salud (2002). Envejecimiento activo: Un marco político. Revista Española de Geriatría y Gerontología, 37(S2), 74-105. (http://- goo.gl/9xUBRE) (14-10-2014)

OMS/OPS (2019) Envejecimiento saludale. Recuperado de: https://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=13634:healthy-aging&Itemid=42449&lang=es Consultado el 4 de noviembre 2019.