El temor a los cambios

Alejandra Zamora

Alejandra Zamora – Gerente de Mercadeo y ventas

Si buscamos el significado de la palabra cambio podemos leer en la web lo siguiente:  “Cambio es el concepto que denota la transición que ocurre de un estado a otro.” 
(https://es.wikipedia.org/wiki/Cambio)

El verbo cambiar, por su parte, hace referencia a dejar una cosa o situación para tomar otra. (http://definicion.de/cambio)

También  nos lleva a encontrar en el diccionario los siguientes significados:  canjear, intercambiar, transformación, metamorfosis, evolucionar, modificar, variar, convertir.

A pesar de que ninguno de estos significados nos insinúan que es algo negativo, es muy común que a lo largo de nuestra vida nos sintamos totalmente atemorizados ante ellos.  No importa a qué edad nos enfrentemos a los cambios, los mismos nos producen ansiedad, temor y desconfianza.

Todos los cambios son necesarios para avanzar, para crecer de múltiples aspectos, para evolucionar.  Lo importante del cambio no es solo hacerlo sino también la actitud con la que los asumimos y el aprendizaje que nos entregan.

La tendencia del ser humano es a escudarse o sentirse seguro en todo aquello que conoce y con lo que está familiarizado. Por tal motivo la mayoría de las veces ve con recelo lo “nuevo” por tratarse de algo que no conoce.  Es más fácil permanecer en la zona de confort y no tomar riesgos.

Pero sin estos riesgos es imposible conocer mejores cosas, mejores circunstancias y mejores condiciones para nuestra vida.  Ahí es donde debe jugar un papel clave la actitud con la que elegimos hacer el cambio, viendo hacia adelante y nunca hacia atrás.

Los cambios son especialmente difíciles de asimilar en las personas adultas mayores porque entra en juego también el sentimiento de que en esta etapa de la vida ya no hay nada nuevo que aprender, no hay interés en experimentar , gana la nostalgia por las cosas del pasado y no hay interés en el futuro.

Me tocó personalmente ver a mi abuela paterna rehacer su vida al lado de un hombre maravilloso a sus 80 años, casarse 40 años después de haber quedado viuda de su primer esposo y diseñar a sus 90 años la casa de sus sueños.  Pasa sus últimos años rodeada del amor de un compañero.

Mi abuela paterna me ha dado una gran lección al mostrarme que cualquier momento es perfecto para empezar una nueva vida. Su historia hubiera podido ser muy diferente si ella se hubiera dejado llevar por el miedo, si en lugar de dar una oportunidad al cambio ella se hubiera refugiado en la comodidad de la rutina acumulada con los años.

Ante nuevos cambios, recordemos hacer una lista de todas las cosas que podemos ganar si decidimos aventurarnos.  Revisemos cómo estamos ahora y cómo podríamos estar si hacemos el cambio. No idealicemos nuestro pasado ni cerremos las puertas a nuevas oportunidades.

Les comparto una lista de las cosas positivas que se pueden experimentar al vivir en una comunidad como Verdeza:

  • Ayuda en el momento en que lo requiere
  • Buena comida
  • Buenos amigos , buenos momentos, compañía
  • Bienestar físico y seguridad
  • Programas de actividades para fortalecer la mente y el espíritu
  • Despreocupación por las labores y mantenimiento de la casa