Condiciones orales comunes en el adulto mayor: Cómo reconocerlas y prevenirlas.

 ¿Qué podemos esperar al envejecer?

Dra. Mariana Gil MScD Especialista en Periodoncia

Dra. Mariana Gil MScD. Especialista en Periodoncia.

El proceso natural de envejecimiento afecta la boca al igual que otras partes del cuerpo. Algunos de los cambios más comunes que se pueden presentar son:

  • Desgaste de los Dientes:

Masticar, el uso rutinario del cepillo y el proceso normal de envejecimiento hacen que los dientes se desgasten con el tiempo.

El desgaste es más avanzado en personas que sufren de bruxismo (rechinamiento dientes).

  • Oscurecimiento del diente:

La dentina adulta se mancha más fácil que la dentina más joven, por lo que los dientes se ven un poco más oscuros.

También la placa dental puede teñirse con los alimentos, bebidas o medicamentos que se consumen y esta placa se acumula más rápido en personas mayores porque en muchos casos la producción de saliva disminuye lo que hace que la placa se adhiera al diente más fácilmente.

  • Recesión de las encías:

Las encías retroceden con el tiempo como parte del envejecimiento natural.

Al alejarse las encías de los dientes, las raíces quedan expuestas. Esto hace que los dientes sean más vulnerables a la caries dental y más sensible al calor y al frío.

  • Caries:

Las caries alrededor de la raíz del diente son más comunes en las personas mayores porque la encía se baja y expone esta zona.  La raíz del diente no es tan resistente contra el ataque bacteriano como lo es el esmalte que cubre la corona del diente, por lo que la formación de caries en esta área es mucho más fácil y rápida que en otras partes del diente.

Con el tiempo las restauraciones o las calzas presentes en la boca se pueden ir debilitando y fracturando. Al pasar esto las bacterias presentes en la placa dental se filtran por los desajustes o fracturas y causan caries por debajo de la restauración. Estas pueden pasar desapercibidas hasta que ya el paciente presenta dolor o hasta visitar a su odontólogo para una revisión y radiografías.

Motivos de preocupación

Algunos cambios en los dientes y las encías no son normales y no deben pasarse por alto. Estos síntomas pueden ser señal de algo más grave y deberían ser comunicados de inmediato al odontólogo:

  • La pérdida de dientes o dientes móviles:

La caries dental y la enfermedad de las encías son las causas principales de la pérdida de dientes en los adultos mayores, pero el que sea común no significa que tiene que suceder.

Si los dientes y encías están sanos, no debería de haber pérdida de dientes.

Con una buena higiene oral y el cuidado profesional regular, los dientes están hechos para durar toda la vida.

  • Boca seca:

Se puede presentar como consecuencia al uso de ciertos medicamentos (hipertensivos, antihistamínicos, entre otros). 

La saliva es necesaria para lubricar la boca, lavar los alimentos y neutralizar los ácidos de las bacterias. Si no se trata, la boca seca puede conducir a caries dental.

  • Encías sangrantes:

Tener sangrado de las encías al cepillarse es un signo de enfermedad de las encías, la principal causa de pérdida de dientes en los adultos mayores.

Pero la enfermedad de las encías no es una consecuencia inevitable del envejecimiento, es causada por la acumulación de placa y tiene tratamiento.

Si no se trata, la enfermedad de las encías está vinculada a otros problemas de salud como la diabetes, artritis y las enfermedades del corazón.

Dolor :

Lesiones en la lengua o en cualquier otra parte de la boca se deben examinar por un odontólogo.

La presencia de úlceras o postemas pueden ser señal de enfermedad de las encías o algún problema más serio como cáncer oral.

Las personas adultas tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer oral, especialmente los fumadores o bebedores de alcohol y aquellos que han tenido mucha exposición al sol.

Las visitas dentales regulares pueden ayudar a detectar y tratar los problemas dentales en sus etapas iniciales.

¿Cómo prevenir los problemas orales?

Las dos mejores formas de evitar la formación de caries y mantener las encías sanas son mediante visitas regulares al odontólogo y teniendo buenos hábitos de higiene oral.

Las revisiones dentales deben ser como mínimo cada 6 meses. En pacientes con habilidades motores disminuidas o con problemas rutinarios de caries o encías estas deberían ser más seguido, cada 3 a 4 meses. Visitar regularmente al odontólogo previene problemas que si no se atienden se convierten en complicaciones dolorosas y en muchos casos más difíciles de tratar.

La otra forma de mantener los dientes y encías sanas es utilizando la gran variedad de productos de higiene oral disponibles en el mercado, estos incluyen:

  • Cepillo de dientes:

Cepillarse los dientes después de cada comida, remueve los restos alimenticios presentes y no permite que la placa dental se endurezca y forme sarro, ya que una vez que la placa se vuelve sarro solo el odontólogo lo puede remover.

El sarro actúa como un ancla donde la placa se une más fácilmente, volviéndose cada vez sarro más grande y dañino.

Es también importante no olvidar lavar la lengua, ya que esta está cubierta por bacterias que también deben ser removidas.

Hoy en día existen muchas pastas dentales que nos pueden ayudar a tratar diferentes problemas orales, por ejemplo, hay pastas dentales específicas para tratar la sensibilidad dental, o pastas que son especiales para pacientes que tienen muchas caries o para pacientes que tienen problemas de las encías. El odontólogo es la persona ideal para recomendar cual pasta dental es la mejor en cada caso.

  • Hilo dental o cepillo interproximal:

Utilizando alguno de estos dos métodos es la única forma de remover los restos de comida y placa que se forman entre los dientes y en áreas donde el cepillo no logra alcanzar. Este debe utilizarse como mínimo una vez al día

De estos productos también hay muchos en el mercadeo, es importante visitar al odontólogo para que este recomiende cual es el mejor para cada caso y como utilizarlos correctamente

  • Enjuague bucal:

El uso de un enjuague no debe considerase como un remplazo al cepillado o hilo dental, es tan solo un método coadyuvante que logra llegar a superficies que los otros dos métodos no alcanzan como los carillos y mejillas

Hay muchas diferentes opciones, inclusive enjuagues que ayudan a mejorar la producción de saliva. El odontólogo puede guiarlo a cuál enjuague es el mejor

Conociendo los síntomas y causas más comunes de problemas orales en los adultos mayores y aplicando los hábitos diarios de higiene oral se pueden prevenir las caries y la enfermedad de encías. ¡También hay que recordar visitar al odontólogo cada 6 meses o menos para mantener las encías y dientes sanos y libres de dolor!

La Dra. Mariana Gil recibió su título en odontología de la Universidad Latina de Costa Rica, donde se graduó  primera en su clase en el 2008.

En el 2009 la Dra. Gil realizó una pasantía de un año en Periodoncia en la Universidad de Costa Rica, durante la cual fue admitida para realizar su posgrado de 3 años en Periodoncia en Ohio, Estados Unidos.

En el 2013 la Dra. Gil se graduó con una especialidad en Periodoncia y con una Maestría en Ciencias de The Ohio State University.

La Doctora Gil está en el proceso de ser acreditada como “Board Certified Periodontists” de la Academia Americana de Periodoncia, habiendo completado exitosamente la primera de dos examinaciones. Recientemente la doctora ha publicado artículos en el área de implantes dentales y cirugía plástica periodontal en journals Americanos.

Desde su regreso del posgrado la Dra. Gil tiene una práctica dedicada exclusivamente a la Periodoncia y pertenece a la Academia Costarricense de Periodoncia y de la Academia Americana de Periodoncia.