Generalidades: Adulto mayor

Es importante entender que envejecer, no implica ser senil o inútil ni tan siquiera significa ser anciano. La vejez es parte afín a la vida, y tomos somos menos o más viejos que las personas con las que convivimos. Envejecemos desde que nacemos y estamos destinados a ser adultos mayores.

El adulto mayor se enfrenta a una enorme cantidad de cambios tanto a nivel físico como emocional. La pérdida de facultades y falta de independencia y autonomía son las principales causas de bajo estado de ánimo en la tercera edad.

Mantenerse activo (siempre tomando en cuenta sus posibilidades) en el área física, mental y emocional, permite que el adulto mayor continúe haciendo uso de sus facultades y por ende pueda de cierta manera evitar un deterioro prematuro que podría presentarse por falta de estimulación de alguna de las áreas mencionadas anteriormente.

Tareas que ayudan al Adulto Mayor a mantenerse saludable a nivel físico y mental:

  • Actividades de la vida diaria: bañarse, vestirse, lavarse los dientes, comer, socializar.
  • Promueve la autonomía, favorece los modos de convivencia, favorece la confianza en símismo, fomenta el sentimiento de utilidad, inculca la importancia de seguir normas deconvivencia.
  • Actividades de Mejoramiento físico: movilización de articulaciones, ejercicios, paseos,caminatas. Favorece la coordinación, favorece el conocimiento de las propiashabilidades, fomenta la relajación, favorece la respiración.
  •  Actividades expresivas y creativas: pintar, escribir, armar rompecabezas, hacermanualidades. Favorece el sentimiento de utilidad, favorece la creatividad, favorece laimaginación, promueve la atención y concentración, fortalece la memoria.

    El Adulto mayor debe ser evaluado a nivel físico y mental periódicamente para de esta manera poder bridarle atención específica según sus necesidades. Es común en la tercera edad la aparición de demencias y es vital tener una visión clara sobre las mismas y su trato.Por otro lado es de suma importancia que el familiar o cuidador no solamente esté informado sobre las características principales de la persona en la tercera edad para así brindar un cuido integral, si no, también que sepa balancear el cuidado de esta persona y la reservación de espacios personales que permitan que no descuide su propia vida.