¿Cómo quiere vivir su vejez?

  • Tener un plan de pensiones, de inversiones y de vida son fundamentales para que la tercera edad se viva con plenitud.
  • Con el aumento de la esperanza de vida y de la población mundial mayor de 60 años, urge que las personas planifiquen cómo vivir su vejez.

El aumento de la esperanza de vida en el mundo es un logro que a todos complace. Hoy en día, la mayoría de las personas puede aspirar a vivir más de 60 años.

No obstante, la longevidad también es motivo de preocupación global. Según la Organización Mundial de la Salud, para 2050 el número de personas de más 60 años pasará de 600 millones a casi 2.000 millones y se prevé que el porcentaje de personas de 60 años o más se duplique, pasando de un 10% a un 21%. Esta transformación demográfica plantea a las sociedades el reto de aumentar las oportunidades de las personas de edad, para que puedan sacar provecho a sus capacidades en sus edades más avanzadas.

Evidentemente, esto también demanda un reto personal: tenemos que planificar nuestra vejez.

¿Qué es un plan de envejecimiento?

Según explica la psicóloga Irene Viñas, gerente de Actividades de Verdeza, “un plan de vida o proyecto de vida consiste en una serie de metas, objetivos o propósitos para una determinada etapa de la vida”.

El plan de envejecimiento es exactamente eso, pero enfocado en los años de la vejez. Se puede hacer a cualquier edad, pero es bueno contemplar desde temprano principalmente los temas relativos a inversiones, pensiones, salud y demás. Lo ideal es que la persona planifique cómo le gustaría vivir su tercera edad en temas de salud, económicos y de actividades.

Por ejemplo, puede contemplar tener una pensión complementaria voluntaria que le ayude a solventar sus gastos en la etapa de la jubilación o invertir en un seguro de vidas, en propiedades o en negocios que le generen ingresos para financiar esa época. Cuanto más temprano inicien dichos Consejos para elaborar un plan de vidao y la Salud de esa organizaci;onegocios que le generen ingresos para financiar esa ;epoplanes, mejores serán los resultados.

Otro aspecto esencial es planificar lo relativo a la salud, pues eso puede hacer la diferencia entre una vejez activa y llena de oportunidades y una con carencias. “Algunas personas consideran que llegar a la vejez con salud es cuestión de suerte. Sin embargo, no somos adultos mayores de la noche a la mañana, hay un proceso de envejecimiento y para que sea exitoso se deben tomar las acciones necesarias para construir una vejez plena y con calidad de vida”, explica Viñas. Incluso, es bueno pensar cómo preferiría vivir esta etapa si tuviera alguna limitación de salud y conversar con su familia cuál sería su voluntad.

“Un obstáculo común en la elaboración de un plan de vida para la vejez son los prejuicios sobre esta etapa, ya que se ve como un periodo asociado a problemas de salud, declinación y deterioro. Si bien es cierto, en esta etapa se presentan diversos retos y cambios, también es posible vivir la vejez de forma positiva. Es por eso que el plan de vida debe ser integral e incluir aspectos como la salud física, mental, vivienda, alimentación, economía”, agrega la psicóloga.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), si los años adicionales que trae el crecimiento de la esperanza de vida pueden vivirse con buena salud, el enfoque sobre la manera en la que deberían vivirse podría cambiar. “Por ejemplo, vivir más tiempo podría permitir a las personas criar a sus hijos y luego comenzar una carrera a los 40 años o incluso a los 60, cambiar de trayectoria profesional en cualquier etapa de la vida o, tal vez, retirarse durante un tiempo a los 35 y luego reincorporarse al mercado laboral. La propia jubilación puede evolucionar a opciones menos rígidas”, señala el Informe Mundial Sobre el Envejecimiento y la Salud de la OMS de 2015.

¿Cómo quiere vivir su vejez?

Las necesidades que tienen los adultos mayores son claras y bien conocidas, pero quienes no piensan en ellas no las anticipan y luego se encuentran de frente con situaciones que les complican vivir a plenitud esta etapa.

Alejandra Zamora, gerente de Ventas y Residentes de Verdeza, asegura que muchos adultos mayores que deciden vivir en Verdeza lo hacen porque acá encuentran condiciones de vida adaptadas a sus necesidades, mientras que en su casa no las tienen.

“Algunos poseen una casa grande que no se ajustan a los estándares de seguridad para el adulto mayor, por lo que temen una caída. Otros pasan todo el día solos, viendo tele y no interactúan con personas de edades similar. Hay quienes ya no están en capacidad de manejar todos los detalles de la casa, las empleadas les roban con frecuencia y se sienten muy agobiados. También hay hijos preocupados por los padres, que notan un deterioro cognitivo en ellos y les da temor que vayan a sufrir un accidente o que la condición empeore al no contar con la estimulación cognitiva adecuada. Por esas y otras razones buscan un lugar que ofrezca soluciones y calidad de vida a los adultos mayores”, explica Zamora.

La mayoría de las personas vive con la idea de que va a quedarse en la casa y que sus hijos asumirán la responsabilidad del cuido durante su vejez. Sin embargo, por diferentes condiciones (estado de salud, soledad, ausencia de los hijos por trabajo o porque viven en el extranjero, seguridad, etc), estas expectativas pueden cambiar. Por eso es bueno planificar cómo quisiera vivir esta etapa.

Verdeza constituye un ejemplo de centros de atención que satisface todas las necesidades de los adultos mayores. Diseñado bajo principios de gerontoarquitectura, a los residentes se les ofrece la estadía con todos los servicios, incluso asistencia 24 horas. Paralelamente, los residentes tienen acceso a un menú de actividades en las cuáles se les estimula cognitivamente y comparten con otras personas de su edad.

“En cuanto a plan de vida lo que nosotros hacemos es acompañar, dar múltiples opciones de crecimiento intelectual, social y físico, por medio de actividades que les permitan sentirse bien.  No importa la edad, siempre es buen momento para aprender y hacer nuevos amigos”, detalla Zamora.

“Nadie piensa en la vejez, nos da miedo, o simplemente lo vemos lejano. Debemos organizarnos desde que estamos jóvenes y somos productivos profesionalmente, comprender las necesidades que se pueden llegar a tener conforme se va envejeciendo y planificar nuestra calidad de vida en la vejez”, concluye Zamora.

Y usted ¿Ya pensó cómo quiere vivir su vejez?